Translate,

jueves, 26 de septiembre de 2013

" A mis hijos...desde mi corazón"







Estas líneas no tienen un propósito, no tienen un porque... son simplemente un abrir del alma y  del corazón de una madre, que como todas, aprendió a serlo, primero con ingenuidad y amor, pensando que el cielo era rosa y las nubes de algodón... Después vistiéndose de pasión y fortaleza, cual guerrera para una batalla...
Fueron tres semillitas de vida que llevó en su vientre, y cada una, como el más preciado regalo de Dios. Regadas día a día con una lluvia de pensamientos hermosos que visualizaba con esperanza, iguales a los que tenía de ese "cielo rosa y las nubes de algodón"...
Esto hacía que ambos, la madre y cada una de las semillitas, -en su momento- se envolvieran con una energía  y vibración increíbles, que sólo ella sentía y que los hacía fundirse en uno sólo... Y tocando su vientre decía: -"serás alguien maravilloso" tu lograrás escalar las montañas más altas y si te lo propones, serás vencedor" 
 
Y pensando en que así sería, ella alimentaba su sangre con lo mejor, para darle las mejores sustancias a su amada semilla. La más poderosa de todas las "sustancias", era el amor que llevaba en su corazón, tan grande y lleno de pureza que de pronto las lágrimas brotaban de sus ojos... no era tristeza...era el más puro y maravilloso amor que ella le transmitía a la semilla en su vientre, para que su alma desarrollara sentimientos de bondad y de nobleza.  Cada una de estas semillitas creció, dando el más preciado y bendecido de los frutos,... sus tres hijos!  Que sin exagerar eran  tan hermosos y tiernos que hasta el mundo se sorprendía por su belleza!!  Los seres más amados de su existencia, un pedazo de ella, más no de su propiedad.  Nacidos del más puro amor que existe dentro de su ser  y levantados con garras y dientes cual leona que cuida a sus críos. Si bien lo hizo sola, está agradecida a Dios por los seres que le envió como vehículo para lograr esa concepción.., Si... dos relaciones fallídas, el fruto de una semilla de la primera y el fruto de dos semillas de la segunda --la primera relación con la ingenuidad de que fuera para siempre y en la segunda con la esperanza de conseguir lograrlo también para siempre.-- Entre lo uno y lo otro fue pasando parte de su vida, que si en su momento fue de felicidad, también hubo desdicha y duró lo que tenía que durar y desafortunadamente todo terminó, quedando completamente en el pasado, tomando cada quien el destino que le tocaba. Ella ,sola, sin la ayuda de los que quedaron en el olvido y casi que perdiendo esa ingenuidad de "cielos rosa y nubes de algodón...ahora le tocaría pasar el desierto...y sola!
 
Pidió a Dios que iluminara su  camino pero ya estaba iluminado sin saberlo y desde el primer momento!  Y fue luego que entendió que no estaba sola, que tenia a Dios, y que no tenía porque perder mi "niño interior" que la hacía soñar con "cielos rosa y nubes de algodón".. y que en todo esto tenía la mayor de sus recompensas... el amor de sus hijos!
 
Si  alguien le preguntara en este momento, ¿qué cosas deja ella en este mundo?, ella seguro respondería: " Vine sin nada y me voy sin nada...pero dejaré  lo único que tengo, mi más preciado y bendecido tesoro; William, Edward y Victoria...mis tres hijos!...lo único real y puro. Que si me tocara ausentarme los llevaría en mi corazón. Estando convencida de que mi verdadera misión en esta tierra era la de traer a la vida a estos seres maravillosos, que sin saberlo, llevan en su corazón ese amor que les transmití para ser nobles y generosos, de pensamientos sanos y con todo el potencial para lograr extraer de las adversidades de la vida lo mejor. Para que nunca digan "no puedo" sin intentarlo porque nada es imposible si quieres lograrlo. Que si fracasan pueden levantarse y volver a empezar. Que la vida es una sola y hay que disfrutarla con responsabilidad y no olvidar nunca que hay un Dios que cuida de nuestros pasos y no nos abandona nunca. Y que nunca dejen de ser fuertes y de absorber la sabiduría que dejan sus experiencias, para después transmitirlas a sus propios hijos, como una bendición.
 
Todas las madres son maravillosas y aman a sus hijos y desean lo mejor para ellos. Pero hay madres, muchas veces jóvenes que están solas, con varios hijos pasando por pruebas fuertes, por caminos llenos de obstáculos, luchando contra muchas adversidades y hasta con personas de baja calidad humana. Muchas veces con deseos de salir corriendo y abandonarlo todo por la desesperación y la angustia...algunas lo hacen y nunca regresan...Dios ilumine sus corazones.
 
Dios colme de bendiciones por siempre a todas esas madres que solas, con escasos recursos,  deciden "vestirse de pasión y fortaleza como  guerreras" y con todo el amor de su corazón y la fuerza del espíritu protegen a sus hijos hasta que llegue el momento de que alcen el vuelo, en busca de su destino - como ley de vida - y les dé entendimiento,  para aceptar que los hijos no son propiedad nuestra...pertenecen a la vida..- **Mafi López**.- " A mis hijos...desde mi corazón" 2013
wwwbuscandolasescalerasalcielo.blogspot.com.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

El arte de no hablar.



 
 
Tu silencio interno te vuelve impasible. Haz regularmente un ayuno de la palabra para volver a educar al ego que tiene la mala costumbre de hablar todo el tiempo. Practica el arte de no hablar. Toma un día a la semana para abstenerte de hablar.
 
 Habla simplemente cuando sea necesario. Piensa lo que vas a decir antes de abrir la boca. Sé breve y preciso ya que cada vez que dejas salir una palabra, dejas salir al mismo tiempo una parte de tu energía. De esta manera aprenderás a desarrollar el arte de hablar sin perder energía. Nunca hagas promesas que no puedas cumplir.
 
No te quejes y no utilices en tu vocabulario palabras que proyecten imágenes negativas porque se producirá alrededor de ti todo lo que has fabricado con tus palabras cargadas de tu propia energía.
 Si no tienes nada bueno, verdadero y útil qué decir, es mejor quedarse callado y no decir nada.

 Julio Mateos


miércoles, 11 de septiembre de 2013

Un ángel en mi camino

                               

Diane, una joven estudiante cristiana de la universidad, estaba en casa por el verano. Fue a visitar algunos amigos en la noche y por quedarse platicando se le hizo muy tarde, más de lo que había planeado y tuvo que caminar sola a su casa. No tenía miedo porque vivía en una ciudad pequeña y vivía sólo a unas cuantas cuadras del lugar.
 
Mientras caminaba a su casa, pidió a Dios que la mantuviera salvada de cualquier mal o peligro. Cuando llegó al callejón que le servía como atajo para llegar más pronto a su casa decidió tomarlo. Sin embargo cuando iba a la mitad, notó a un hombre parado al final del callejón y se veía como que estaba esperando por ella. Fue un momento terrible… luego en ese preciso momento…

 
Diane se puso nerviosa y empezó a rezar a Dios por protección. Al instante un sentimiento de tranquilidad y seguridad la envolvió, sintió como si alguien estuviera caminando con ella; llegó al final del callejón y camino justo enfrente del hombre pero no pasó nada y llegó bien a su casa.
Al día siguiente, leyó en el periódico que una chica había sido violada en aquel mismo callejón unos 20 minutos después de que ella pasara por allí.

Sintiéndose muy mal por esa tragedia y pensando que pudo haberle pasado a ella, comenzó a llorar dando Gracias a Dios por haberla cuidado y le rogó que ayudara a la otra joven.
Decidió ir a la estación de policía, pensó que podría reconocer al hombre y les dijo su historia.
El policía le preguntó si estaría dispuesta a identificar al hombre que vio la noche anterior en el callejón, ella accedió y sin dudar reconoció al hombre en cuestión. Cuando el hombre supo que había sido identificado, se rindió y confesó
 
El policía agradeció a Diane por su valentía y le preguntó si había algo que pudieran hacer por ella y ella le pidió que le preguntaran al hombre
por qué no la atacó a ella cuando pasó
por el mismo callejón.
Cuando el policía le preguntó al hombre el contestó: “Porque ella no estaba sola, había dos hombres altos caminando uno a cada lado de ella”

Moraleja, "Nunca subestimes una oración".- Historia de la vida real.

martes, 10 de septiembre de 2013

¡ Nadie nunca jamás te ha ofendido !

 
 
 
 
 
Las personas se pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que “alguien” les hizo pero ¡Nadie, nunca jamás, te ha ofendido!
 Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas las que te hieren y las expectativas, tú mismo, las creas con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias.
 Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor, y no te lo dieron, no tienes porqué sentirte ofendido. Son tus expectativas de lo que “un padre ideal” debió hacer contigo y tus ideas las que te lastiman.
 Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal y cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entra las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación.
 
Cuando nacemos, somos auténticos, después, nuestra verdadera naturaleza es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la escuela, la sociedad y los medios nos enseñan; crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de la vida y cómo “deben” de actuar los demás. Una novela que no tiene nada que ver con la realidad.
 
A los demás les pasa lo mismo. Las otras personas son criaturas de inventario. A lo largo de su vida, coleccionan experiencias: padres, amigos, parejas, etc. y las almacenan en su inventario interior.
 Las experiencias negativas dejan una huella más profunda en nosotros que las positivas.
 Cuando una persona es “maltratada” por alguien (por no haber dicho o hecho lo que se esperaba de ella), deja esa experiencia en su “inventario”. Cuando conoce a otro alguien, tiene miedo, trata de ver si la nueva persona repetirá las mismas actitudes que le hirieron, o sea se predispone. Entonces, saca una experiencia de su inventario negativo, se pone los lentes de esa experiencia y ve a las nuevas personas y experiencias de su vida con esos lentes. Obviamente, lo que teme lo provoca. ¿Resultado?
se duplican los mismos problemas y las mismas experiencias negativas. Y el inventario negativo sigue creciendo. En realidad lo que hace es que te estorba. No te deja ser feliz. Y a medida que se avanza en años, se es menos feliz. Y todo, porque el inventario negativo aumenta año con año.
 
Una de las mayores fuentes de ofensas es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que “debe hacer” y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble. Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías. Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso.
 Además, recuerda también que nadie te pertenece.
 
 
Cuando los colonos americanos querían comprarle sus tierras a los pieles rojas éstos les contestaron: “¿Comprar nuestras tierras? ¡Si no nos pertenecen! Ni el fulgor de las aguas, ni el aire, ni nuestros hermanos los búfalos a los cuales sólo cazamos para sobrevivir. Es una idea completamente desconocida para nosotros.”
Ni la naturaleza, ni tus padres, ni tus hermanos, ni tus hijos, tus amigos o parejas te pertenecen. Es como el fulgor de las aguas o el aire. No los puedes comprar. No los puedes separar. No son tuyos. Sólo los puedes disfrutar como parte de la naturaleza. El cauce de un río no lo puedes atrapar, sólo puedes meter las manos, sentir el correr de las aguas entre ellas, y dejarlo seguir.
 Las personas son como un río caudaloso, cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.
 Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. Déjalos ser.
 ¿Cómo puedo PERDONAR?
 1) Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de “cómo deberían actuar las personas las que te hieren”. Estas ideas son producto de una máscara social que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA van a cuadrar con esas ideas que tienes porque son ideas falsas.
 
2) Deja a las personas ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos SOLO SI TE LO SOLICITAN, pero permite que tomen sus decisiones. Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.
 3) Nadie te pertenece. Ni tus padres, amigos y parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas.
 
4) Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes obscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión. 
5) La perfección no existe. Ni el padre, amigo, pareja o hermano perfecto. Es un concepto creado por la mente humana que en ningún nivel intelectual puedes comprender, porque en la realidad NO EXISTE. Es un concepto imaginario.
 Un bosque perfecto serían puros árboles, sol rico, no bichos… ¿Existe? No.
 Para un pez el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿Existe? No.

 
6) Desintoxícate del veneno del rencor y reconcíliate con la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo.
 
7) Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados, dile porqué te ofendió, escucha su explicación amorosa de porqué lo hizo y perdónala.
 Si un ser querido ya no está en este mundo utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta y dile adiós. Te dará una enorme paz.
 
A la luz del corto período de vida que tenemos sólo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera, la muerte, en cualquier momento y de forma imprevista puede tomarnos entre sus brazos. Es superfluo gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.
 
 Y como dirían los Beatles, ¡Let it be!… (Que sea)
 Deja al mundo ser. Y déjate ser a ti también.
 
Resulta un poco largo pero a mí me ha parecido muy necesaria hacer esta reflexión porque nos pasamos la vida esperando que nos entiendan, que no nos juzguen, que nos dejen ser como somos y al mismo tiempo desesperados porque no entendemos como nos tratan o que poco nos quieren. Quizás las expectativas no estaban acordes y eso nos hace estar mal. Dejemos de mirar tanto con "nuestra lupa", contar tanto y empecemos a caminar sin pedir ni esperar.
 Sinceramente, la vida es un paseo del que hay que disfrutar.

 Autor desconocido

viernes, 6 de septiembre de 2013

Dale cuerda a tu instrumento musical interno.

 
 


¿Sabias acaso que eres poseedor de una melodiosa y hermosa "cajita musical"?. Este instrumento mecánico se encuentra nada más y nada menos que en tu interior. A veces resuena con furia y su estruendo es difícil de soportar. Te sientes "fatal" e incontenible. Cuando tus emociones están en una vibración baja, tu actitud se asemeja a la de un "zombie". Te sientes "muerto en vida". Nada te complace, nada te contenta. Más sin embargo cuando tu energía se encuentra en el nivel más óptimo, te sientes "flotar "y tu espíritu es tan ligerito que pudieras llevar a cabo infinidad de actividades sin ningún problema, sin cansancio.
 Déjame decirte que lo que yo pueda decirte tu lo sabes ya. Eres una mujer/ hombre con TODAS LAS DE GANAR. Eres único, mágico e irrepetible. Tal vez las cosas no han resultado como tu deseas pero es porque haz pensado mal. Si.  Haz llenado tu mente de basura y tu alma no puede "digerir" algo lo cual no corresponde a su verdadera naturaleza. A su vibración más alta de la cual fue dotada desde sus comienzo. Ahora bien:
 
 ¿Estas atravesando por una recuperación después de una difícil operación y tu estado de ánimo se encuentra por los suelos?, ¿ El dinero no te rinde debido a "falsas creencias" y limitantes acerca del mismo?, ¿te encuentras en un estado de apatía total?, ¿no sabes si el chico/a al que tu amas es el ideal pero te duele no poderlo sacar de tu pensamiento?, ¿alguien muy importante en tu vida partió de este mundo y nada te consuela?... En pocas palabras, lo que te aqueja en estos momentos es "tan fuerte" para ti y no hayas la salida... RESPIRA, SI... RESPIRA Y REGÁLATE ALGUNOS MOMENTOS PARA DETENER TODO LO QUE ESTÉS HACIENDO Y PRESTA ATENCIÓN A TUS EMOCIONES, A TUS MIEDOS, TUS INSEGURIDADES. PREGÚNTATE:
 
* No, porqué sino ¿para qué me está sirviendo todo esto?. ¿Qué es aquello que DEBO RECORDAR que por como me siento no puedo remembrar?.
 * ¿ Son ciertas todas mis ideas y pensamientos respecto a esto. Qué pasaría si yo lo viera de distinta manera?.
 
* ¿Se puede uno "ahogar" en un solo vaso con agua o debería yo de pensar que tengo más espacio para "nadar" hasta la orilla y ponerme a salvo?
 
* ¿Esta situación es realmente "insuperable" o yo he decidido verla así por falsas creencias impuestas en mi mente?
 
* ¿Puedes sentir los latidos de tu corazón aún. Puedes llevar aire hasta tus pulmones?...PERFECTO... AÚN ESTÁS CON VIDA Y TIENES TODO ESTE TIEMPO PARA DARLE CUERDA A TU INSTRUMENTO MUSICAL INTERNO Y BAILAR JUNTO CON LA VIDA.  TODOS LOS DÍAS ES EL MOMENTO PRECISO PARA CANTAR CON LA VIDA¡...SEAMOS LUZ. CONCEDÁMOSLE  ESA  LIBERTAD  A NUESTRA  ALMA.
Wendy Yazzhel
 
 

.Una respiración adecuada es un excelente método de sanación.






  El estrés y muchas enfermedades como la depresión, se pueden superar aprendiendo a respirar adecuadamente. Y es que muchas personas no son conscientes de la importancia de la respiración adecuada (pranayama). Ésta aporta al cuerpo suficiente cantidad de oxígeno y lo conecta con el plexo solar en donde almacenamos una gran cantidad de energía vital para nuestra vida diaria.
 
Acuéstate en posición de relajación (savasana). Inhala y exhala por la nariz. Al inhalar el abdomen se expande hacia fuera y al exhalar el abdomen se contrae. Después gradualmente respira desde el abdomen, continuando hacia el pecho y las clavículas. La inhalación expande la zona intercostal y eleva el esternón. Repite cuantas veces quieras

Eres lo que dices...creas lo que pronuncias constantemente.


 
 
 Todo lo que hacemos tiene una reacción. Toda causa tiene un efecto. No existen las casualidades. Lo que recibimos es el producto de lo que damos, por ello es importante que considerar que la primera manera de dar es a partir de la mente.
 
El primer paso de la materialización de un deseo es el pensamiento. Deseamos obtener algo y se concreta en la mente, que lo transmite por la voz y se materializa por la vibración de la palabra. Sin pensamiento no hay intención y por consiguiente no hay decreto.
 
Cuanta mayor frecuencia recuerde tu conciencia lo que te dices a ti mismo, y cuanto más positivas y expansivas sean las palabras y conceptos que elijas, más positiva será la realidad que crees... Por lo que con mucho cariño. Pensando en ustedes. Estos decretos poderosos para anotarse un 10 en su día¡..Siiii
 
 Yo tengo dentro de mí todos los componentes para el éxito. Yo voy de éxito en éxito y de gloria en gloria!!
 
 Mi camino es una serie de escalones para progresar y lograr mayores éxitos.
 Todo está bien en mi mundo. Cada día que pasa soy mejor, mejor y mejor.
 
Wendy Yazzhel